¿Cómo funcionan los puntos de conveniencia?

Conforme las compras online han ido creciendo, los retrasos en las entregas también se han elevado, tanto que es la primera causa por la que un usuario deja de hacerse con sus productos en la red. Por ello, las soluciones para disminuir el tiempo de espera en la recepción del producto y aumentar el porcentaje de éxito se han ido sucediendo. Así han nacido los puntos de conveniencia.

La última milla es la etapa en la que el porcentaje de fracasos en la entrega de un producto es mayor y donde los costes se disparan. A esto hay que sumar la incomodidad del cliente que espera en casa al repartidor sin saber a qué hora va a pasar éste por su domicilio con exactitud porque tiene que hacer una ruta.

Existe un gran número de puntos de conveniencia y siguen creciendo
Existe un gran número de puntos de conveniencia y siguen creciendo

Así, los puntos de conveniencia han surgido como alternativa al reparto en domicilio y como ahorro de costes para las empresas de transporte. En este caso, dichas empresas tienen acuerdos con locales físicos donde pueden entregar las compras hechas por un usuario. En el local se comprometen a salvaguardar el encargo hasta que el usuario final acuda a ellos para hacerse con él.

De esta manera todos los elementos de la cadena ganan. Los repartidores ahorran costes de transporte, ya que la ruta se acorta al dejar varios envíos en un mismo lugar. Además, tienen la seguridad de que se van a encontrar el local abierto durante su horario comercial, por lo que las entregas fracasadas por ausencia del receptor sufren una disminución drástica.

De igual modo, los dueños de los locales ganan con cada entrega. Su trabajo como intermediarios es mínimo, ya que sólo deben cuidar por el buen estado del envío, tratarlo como una mercancía propia para que no sufra daños y entregarla al dueño cuando éste acuda hasta el sitio convenido. Por cada entrega los locales se llevan un pequeño porcentaje de la compra como compensación.

Las gasolineras son buenos puntos de conveniencia por sus amplios horarios
Las gasolineras son buenos puntos de conveniencia por sus amplios horarios

Por último, los usuarios finales también aumentan su satisfacción, ya que no tienen que gastar días de vacaciones o de asuntos propios en esperar un paquete en casa que es posible que tenga algún problema durante el trayecto y no se entregue. El comprador sólo tiene que esperar a que le avisen de que la mercancía ha sido recibida en el punto de conveniencia y desplazarse allí cuando esté abierto. Así, el paquete puede ser recogido junto al trabajo, junto a tu casa o cuando vayas a tomar unas cañas con los amigos.

Las soluciones en el eCommerce se siguen sucediendo para que el comprador tenga la seguridad de que se va a hacer con su compra en el tiempo pactado. Los puntos de conveniencia suponen una gran ventaja para los usuarios e intermediarios, por lo que se espera que sigan creciendo.

La seguridad en las compras online

Cuando realizamos una compra en Internet hay que tener varias premisas claras. Una de ellas es la seguridad de que estamos comprando en un sitio fiable para no ser víctimas de una estafa. Sin embargo, nuestra atención no debe limitarse al último botón de la compra. Atender a la seguridad de nuestro envío durante el transporte también es esencial si no queremos llevarnos una sorpresa desagradable en la entrega.

Hay que confirmar que donde compramos online tiene la seguridad apropiada
Hay que confirmar que donde compramos online tiene la seguridad apropiada

En caso de decidirnos a adquirir un producto en la red, hay que conocer qué empresa tratará de llevar la compra a su destino. Lo mejor es confiar en empresas de las que hayamos tenido referencias de amigos y familiares o en aquellas que nos han servido con eficacia en el pasado.

Además hay que valorar qué podría y qué no podría soportar nuestra compra. Siempre es bueno echar un vistazo a las posibilidades que se nos ofrecen para proteger el producto, tales como embalajes o cajas especiales para no dar pie a posibles roturas durante el trayecto.

Hay que saber con seguridad a qué hora vamos a estar en casa para recoger un envío
Hay que saber con seguridad a qué hora vamos a estar en casa para recoger un envío

De igual manera, hay que hacerse una idea de cuándo se va a poder recibir el paquete y si se va a estar en el domicilio en el momento de la entrega. Es posible que los repartidores no puedan pasar por nuestro domicilio a la hora que nosotros solicitemos. Existen un buen número de variables que pueden hacer que nuestra compra se retrase (atascos, imprevistos…), por lo que es bueno tener en cuenta la posibilidad de utilizar consignas inteligentes o locales habilitados para dejar nuestra compra y, así, tener la seguridad de que podremos recoger el envío cuando vayamos al trabajo o salgamos a hacer unos recados.

Es cierto que, siendo los compradores, nosotros debíamos ser los que menos nos preocupáramos de la seguridad de nuestras compras, pero si no queremos tener una mala experiencia debemos prestar atención y supervisar todos los procesos que podamos desde que pagamos hasta que disfrutamos de nuestro producto.