De nada sirve tener una página atractiva si es complicada de usar

Sostiene tu eCommerce sobre cuatro pilares

Cansado de escuchar a tus amigos que el eCommerce era el futuro (no les falta razón, el sector crece a un ritmo del más del 20% cada año), cogiste tus ahorros y los gastaste en montar tu tienda online pero, a día de hoy, no tienes ni un solo cliente. Aprende a localizar cuáles son tus errores básicos y soluciónalos antes de que desesperes.

Consigue más visibilidad

De nada sirve tener un sitio web si nadie entra en él. Piensa en un océano lleno de islas. Si tu eCommerce está hundido en Internet será como un pedazo de tierra que no ha emergido. Si, por el contrario, consigues que tenga cierta visibilidad, tu tienda online será una pequeña isla que irá creciendo poco a poco, haciéndose un sitio. Para ello cuentas con lo siguiente:

  • SEO: Tu posición en un buscador es clave, por lo que debes conocer los mecanismos con los que trabajan para conseguir escalar posiciones cuando se busque una palabra relacionada con tu eCommerce. Establece etiquetas, palabras clave, nombra las fotos… hay un buen número de posibilidades.
  • SEM: El SEO se consigue a partir de los contenidos que tú mismo creas. El SEM, por el contrario, es el posicionamiento de pago. Esto puede asustar a una PYME y pensar que es más propio de una gran empresa. Sin embargo, si conoces bien tu público objetivo puedes hacer campañas de todos los tamaños, adaptadas a la repercusión que esperas conseguir.
  • Cuida tus redes sociales: Establecer una imagen de marca es muy importante, pero estar al tanto de las incidencias que pueden suceder en tu comercio lo es más y las redes sociales pueden ser tu gran aliado. Gracias a su respuesta inmediata puedes establecer contacto con el cliente, hacerte eco de sus inquietudes y quejas y tratar de empatizar con él.
Trabajar con el SEO de tu pagina es clave en tu negocio
Trabajar con el SEO de tu pagina es clave en tu negocio

Mejora tu sitio web

Puedes conseguir que tu página aparezca en lo alto de todos los buscadores, pero si navegar en ella supone un dolor de cabeza continuo nadie comprará ninguno de tus productos. Hay pequeños detalles que debes controlar:

  • Comprueba que tu página sea usable: Una web debe cargar rápido. No estamos a principios de los 2000, cuando esperabas irremediablemente que tu página preferida cargase línea a línea. Estamos en la era del 4G y de la fibra óptica. Si tu página es demasiado lenta acabará por desesperar al posible comprador.
  • Sé atractivo pero práctico: Puedes tener la página más bonita del mundo, pero si es difícil encontrar lo que buscas no te servirá de nada. Un usuario apenas gasta 7 segundos de media en decidir si está o no en el lugar correcto, por lo que tu eCommerce debe ser atractivo, pero también sencillo.
  • No agobies a tu cliente: En ocasiones uno piensa que cuantos más productos oferte en un mismo lugar más posibilidades hay de que el comprador se haga con uno de ellos. Pero nada más lejos de la realidad. Ofrecer un exceso de información a los visitantes puede hacer que estos se vayan con las manos vacías. El cliente debe pensar lo menos posible.
De nada sirve tener una página atractiva si es complicada de usar
De nada sirve tener una página atractiva si es complicada de usar

El pago

El momento crítico en una compra online, el momento en el que tu cliente realizará o no su compra. Conocer cómo se comporta el visitante a la hora de hacer el pago es esencial si quieres que tu eCommerce triunfe:

  • Busca un método sencillo: Comprueba cómo trabaja cada sistema y simplifica todo lo que puedas el momento del pago. A veces tratamos de ser el sitio más seguro de Internet y ello nos puede llevar a que el comprador pase por un montón de filtros. Sin embargo, esto puede levantar sospechas en el cliente de que el sitio no sea seguro y cada nueva ventana aumentan las posibilidades de que el comprador abandone el proceso.
  • No seas demasiado curioso: Piensa en cuáles son los datos necesarios para hacer una compra y pide sólo esos datos. Entregar una mayor cantidad de información puede hacer que tu cliente se harte y abandone la compra. Tendemos a desconfiar de los sitios que nos piden demasiada información. No repitas el error.
El poder de tus clientes es enorme con estas herramientas
El poder de tus clientes es enorme con estas herramientas

Tu compromiso va más allá de la compra

Al contrario que en una tienda normal, una compra online no llega a su culminación hasta que el producto llega a su destino. Por ello, busca una empresa de transporte que sea lo más eficiente posible. Además, recuerda que cada día hay más gente que prefiere recoger su producto en la propia tienda o en consignas inteligentes, por lo que no abandones esta posibilidad. Pero, sobre todo, recuerda que el boca – oído ya pasó a mejor vida. Es muy raro que un cliente que ha tenido problemas en la entrega de su producto vaya a repetir compra en el mismo sitio. Pero, además mientras antes el cliente no te recomendaría ni a sus amigos ni a sus familiares, ahora tiene un poder decisivo en tu futuro a base de retweets, megustas y compartidos, por lo que más vale que quede satisfecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>