¿Sabes qué plataforma e-commerce es la perfecta para tu negocio?

escoger plataforma e-commerce

Lo de las tiendas online y las plataformas e-commerce es una historia de amor. Si aún no has encontrado la tuya, ay, cari, está ahí fuera, pero solo tienes que creer… ¡Y encontrarla!

Así que manos a la obra y a por ella. ¡O vamos nosotros y la encontramos! Tranqui, que con esta superguía que te dejamos justo aquí, vas a ver clarísimo que tu media naranja e-commerce está más cerca de lo que crees:

En primer lugar, ¡aclárate! O sea, piensa un poquito y ten claro cómo quieres que sea tu e-commerce y qué características quieres que tenga. Puedes empezar contestando a unas cuantas preguntas:

  • ¿Qué funcionalidades básicas tiene que tener?
  • ¿Qué formas de pago vas a ofrecer?
  • ¿Con cuántas empresas de transporte vas a trabajar?
  • ¿Cómo de grande va a ser tu catálogo?
  • ¿Tienes pensado expandir tu e-commerce en el futuro?
  • ¿Vas a vender en el extranjero? ¿En qué países?
  • ¿Publicarás tu tienda en varios idiomas?
  • ¿Vas a integrar tu stock con un ERP o lo controlarás desde la propia plataforma e-commerce?
  • ¿Ofrecerás PUDO como forma de entrega? 😉

¿Has contestado ya? ¿Y ahora? Venga, que te estamos esperando… Muy bien. Ahora ya tienes mucho más claro cuál es la plataforma e-commerce de tus amores, aunque no lo creas.

Y ahora, a analizar. Hemos hecho una lista de las plataformas que más nos llegan a la patata para que tú puedas elegir fácilmente. Eso sí, cada una tiene sus cositas… Así que ten a mano tus respuestas. ¿Listo? Pues allá vamos:

1. Prestashop:

Lo que nos mola: tiene MOGOLLÓN de plantillas para todos los bolsillos y, encima, responsive; es integrable con software ERP; lo peta con el SEO; no hace falta que tengas tu servidor propio; instalarlo es tan fácil como chasquear los dedos.

Lo que no nos mola: a veces las traducciones fallan; no es escalable, así que si tu tienda lo peta… kaput; no te asustes, pero a lo mejor necesitas un programador para hacer las descripciones de producto o para integrar el sistema TPV.

2. Shopify:

Lo que nos mola: lo tendrás todo, todo y todo en la nube; en cero coma tendrás la tienda montada ¡Es superfácil!

Lo que no nos mola: de algo tienen que comer, así que te cobran hasta un 2% de comisión en las transacciones; si quieres una tienda superpersonalizada, te va a hacer falta un programador; no lo petan nada en SEO ¡Así que cuidadito!

3. Magento:

Lo que nos mola: las plantillas son muy, muy top. Para todos los gustos; es seguro como un castillo, con su foso y sus cocodrilos; tiene mo-go-llón de módulos superútiles; SEO muy top.

Lo que no nos mola: vas a necesitar tu propio servidor… Y también desarrolladores. Vamos, en conclusión, más pasta.

4. Drupal:

Lo que nos mola: ¿qué servidor ni qué servidor? No te hará falta, baby; interfaz sencilla y cool; si lo necesitas, puedes tocar el código.

Lo que no nos mola: puede hacer que tu e-commerce sea lento y pasar factura a tu SEO; ve juntando para un programador, porque lo vas a necesitar; instalar módulos y funcionalidades puede que no sea coser y cantar.

5. Woocommerce:

Lo que nos mola: que es gratis, que funciona desde un servidor compartido, que tiene una interfaz intuitiva, que tiene un montón de plantillas para elegir y que tiene un plugin para SEO que es lo más de lo más.

Lo que no nos mola: a ver, no es un software e-commerce tal cual, sino que es un plugin de WordPress; no es multitienda; con muchos artículos, empieza a fallar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>