Día del Troll: Aprende a tratar usuarios complicados en redes sociales

Feliz día del troll

Lo tenemos claro: hay personitas en internet que han nacido para sacarte de quicio. Pero, lo sentimos mucho, no puedes dejar que afecten a tu marca. Por mucho que te saquen de tus casillas. Como flamante propietario de un negocio -y muy probablemente un negocio online-, deberás aprender a tratar con los personajes más complicados de la red: los trolls.

Hoy queremos hacerte la vida digital más fácil dándote unos cuantos consejos -que complementan a aquella vez que te enseñábamos cómo atender a tus clientes como reyes en tus redes sociales-. Así, hasta tus interacciones más difíciles en redes sociales irán como la seda:

1. Identifícalo: ¿Estás seguro de que es un troll o simplemente es un usuario descontento? No dar respuesta a una persona que de verdad tiene un problema y no está buscando la polémica puede ser un error fatal para tu marca.

2. Intenta calmarlo, pero siempre en privado. Pide que te explique por qué se está comportando de esa manera y hazle saber que, en el caso de continuar con su actitud, será bloqueado.

3. Ya sabes, no alimentes al troll. Si todo falla, no debes dar argumentos para que la conversación continúe en un canal público, y mucho menos seguir su juego. Es mejor que cortes de raíz la posible difusión del mensaje. Como mejor se combate un ataque es con indiferencia.

4. Publica unas normas de comunidad en tus canales, así, si es necesario tomar la decisión drástica de bloquear a algún usuario, siempre podrás recurrir a ellas para justificar tu decisión.

5. Crea un registro para tener rastreados a los usuarios conflictivos que puedan volver a darte guerra en un futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>