6 consejos infalibles de e-mail marketing para tu e-commerce

e-mail marketing

Que no, que el correo electrónico no pasa de moda. Es más, nosotros diríamos que las campañas de e-mail marketing siguen siendo -y serán, al menos durante algún tiempo más- una estrategia tan esencial como el primer café mañanero. O casi.

Es sencillo como el mecanismo de un botijo, rápido como las balas y efectivo como la mítica siesta de veinte minutitos y ya. Pero, ojo, que a pesar de todas estas ventajas, tienes que tener mucho, pero que mucho cuidado. Un gran poder como tener en tus manos el nombre y dirección de correo electrónico de una persona conlleva una gran responsabilidad y, por eso, hacer un buen uso de esta herramienta es esencial.

Nosotros, que somos más buenos que el pan con chocolate y queremos que tu negocio e-commerce vaya como la seda, hemos recopilado 6 consejos infalibles que harán de tus campañas de e-mail sean lo más top de la bandeja de entrada de tus clientes. 

1. Mima el asunto. Porque, seamos sinceros, ¿quién abre toooodos los e-mails y newsletters que llegan a su bandeja de entrada? ¿Alguien? ¿No? ¿No? Pues lo que decíamos N-A-D-I-E. Ahí está la importancia de petarlo mucho en cada asunto que escribas. No solo tiene que ser corto (menos de 50 caracteres, ojo ahí), preciso y correcto. Es que, encima, tiene que llamar la atención, destacar por encima de todos esos otros mensajes sin abrir.

2. Haz que suscribirse sea un paseo por el campo. Vamos, que sea más fácil que perder la tarde en YouTube saltando de vídeo en vídeo. Pon un formulario en tu página de inicio y en otros canales donde sepas que está tu público -Facebook, por ejemplo-. Y otra cosa, no les pongas un formulario infinito, de estos que es verlo y se te cierra la pestaña del navegador sola de purita pereza. Con el nombre, el e-mail y, como mucho, un par de campos más, es suficiente para llegar a tus clientes, ¿no te parece?

3. No seas pesadito. Si envías un e-mail es porque tienes algo que decir. Mandar comunicaciones sin sentido o sin importancia puede salirle muy caro a tu negocio, así que piénsatelo dos veces antes de bombardear a tus clientes. Por eso, a veces lo ideal es recopilar todas las noticias de la semana -o del mes o del tiempo que sea- y mandar un boletín electrónico. ¡Tachán!

4. Sé móvil, my friend. ¿O es que conoces a alguien que no tenga un smartphone pegado a la mano? Más de 27 millones de españoles utiliza internet a diario y, de ellos, un 88% lo hace a través de su teléfono móvil. Pero es que es más: El 81,5% de ellos lo usan, sobre todo, para consultar su correo electrónico. Así que no te lo pienses dos veces y ¡Piensa en móvil!

5. Ve al grano. Si tienes la suerte de que un destinatario abre tu e-mail, no corras el riesgo de perderlo. Sé claro y directo en tus mensajes, guía la atención hacia donde quieres con imágenes, jerarquiza el contenido… Y si lo que pasa es que necesitas mandar un texto largo, coloca un pequeño resumen al principio y avisa, que esas cosas asustan.

6. Analiza, analiza y analiza. Por suerte, los programas para enviar campañas de e-mail incluyen analíticas superútiles y superexactas que, oye, no está nada mal aprovechar. Puedes ver en qué clase de enlaces o temas hacen tus clientes más veces clic o qué es lo que provoca que se vayan en estampida. Créenos, en cuanto empieces a analizar, no paras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>